Albergue So l'Horrín
Categoría: Albergues Primera
Quirós | Asturias | España | Europa
Albergue So l'Horrín

Albergue So l'Horrín

El Albergue So l'Horrín ocupa una casa de piedra rehabilitada de dos plantas. La primera consta de salón comunal con chimenea y TV, así como dos baños completos también comunales (señoras/caballeros). La segunda planta tiene dos habitaciones, una de ellas de 3 plazas y una de 6 plazas, todas ellas en literas, con sábanas y mantas. Dispone, asimismo, de agua caliente y calefacción. Contamos con un amplio aparcamiento privado.

Galería fotográfica
Pulse sobre cada imagen para ver esa galería de fotos a tamaño grande

Por favor, déjenos su valoración:

  • 5/5
  • 1 Valoracion
1 ValoracionX
MalaRegularBuenaMuy buenaExcelente
0%0%0%0%100%
Visitas virtuales de 360°
Pulse sobre cada botón para ver esa visita virtual a pantalla completa. Se abre en una página nueva.

Visita virtual: ComedorVisita virtual: Habitación 1Visita virtual: Habitación 2Visita virtual: Habitación 3

Características generales

Aparcamiento descubiertoMascotas no se admitenCafeteríaRestaurante

Información de interés
Datos prácticos

Albergue So l'Horrín

El Albergue So l'Horrín ocupa una casa de piedra rehabilitada de dos plantas. La primera consta de salón comunal con chimenea y TV, así como dos baños completos también comunales (señoras/caballeros). La segunda planta tiene dos habitaciones, una de ellas de 3 plazas y una de 6 plazas, todas ellas en literas, con sábanas y mantas. Dispone, asimismo, de agua caliente y calefacción. Contamos con un amplio aparcamiento privado.

Se halla en Aciera, pueblo del concejo o municipio asturiano de Quirós que está a 7 km de distancia de la capital municipal, Bárzana.

Otros datos de interés:

Nos encontramos a una distancia relativamente corta de Oviedo (40 km), a 35 minutos en coche y a poco más de 50 minutos de las principales playas. La gasolinera más próxima se encuentra en Proaza (10 km), y el centro de salud, cajero y tiendas de comestibles en Bárzana.

Para comer existe una amplia oferta en la zona, disponiendo nosotros también de restaurante donde poder degustar los platos típicos.

Existen multitud de actividades para realizar en la zona, como senderismo, bicicleta (todo ello en la famosa Senda del Oso), rutas de montaña, escalada, rutas a caballo, etc. Asimismo, se puede disfrutar de una amplia oferta festiva, con varios certámenes y fiestas declaradas de Interés Turístico. Destacar también los numerosos monumentos religiosos, algunos de ellos de época medieval.

Acceso y localización:

Aciera dista 40 km de la ciudad de Oviedo (capital de Asturias y del concejo del mismo nombre). Se llega pasando por las localidades de Trubia, Proaza; al entrar en el concejo de Quirós, junto al embalse de Valdemurio está el indicador a Aciera (1 km). Para acceder desde la meseta (León), se viene por la villa de Pola de Lena (a 26 km de Aciera) a través del puerto de La Cobertoria (carretera AS-230), pasando luego por Llanuces y Bárzana. En verano es aconsejable esta ruta para cruzar excelentes paisajes de montaña. En invierno es mejor a través de Trubia (población del concejo de Oviedo).

Historia de Quirós

Del hombre paleolítico no hay, hasta la fecha, rastro alguno en el montañoso concejo de Quirós. Por contra, el Neolítico, periodo prehistórico de mejores condiciones climáticas, aporta los primeros y muy valiosos testimonios de presencia humana en territorio quirosano a través de los megalitos, monumentos construidos con grandes piedras sin labrar, que forman, en la divisoria de los valles de Lena y Quirós, la necrópolis de La Cobertoria, un interesantísimo conjunto megalítico, extendido entre el Puerto de La Cobertoria y la Collá de Llanuces. Son un total de seis monumentos excavados en campañas sucesivas a partir de 1981 bajo la dirección de Miguel Angel de Blas Cortina: los dos túmulos de la Mata'l Casare, un semicírculo de piedras hincadas y un túmulo asociado en Los Fitos; a una mayor altitud y en posiciones estratégicas del cordal montañoso, se sitúan otros dos túmulos, el del Prau Llagüezos, de grandes dimensiones, y el de la Collá Cimera, ambos dominando esta necrópolis, que es la arquitectura perdurable y monumental más antigua del centro de la región (M. A. de Blas), de cuyo uso prolongado en el tiempo dan cuenta varios hallazgos efectuados en el transcurso de las labores arqueológicas, pero, sobre todo, el extraordinario anillo de oro de la Mata'l Casare, creación artesana de comienzos de la Edad del Bronce, correspondiente a las primeras etapas de la metalurgia en nuestra región. José Manuel González, por su parte, identificó dos túmulos más en la Mortera'l Teixu. «Todos estos conjuntos han de ponerse en relación con el aprovechamiento, ya en época tan temprana, de los pastos de la zona, además de con las labores mineras del Aramo, en Riosa, productivas ya desde la Edad de Bronce» (Xosé Firmu García Cosío).

Cinco castros registró José Manuel González en el actual solar de Quirós: el Cochao Castro, en Nimbra; Vallicastro, en Toriezo; El Castiello, en Tene; La Picona, en Ricabo, y San Juan, en Llanuces. Aunque el citado autor vincule los recintos castreños con las comunidades más orientales de los pésicos, habitantes prerromanos de una parte de la región de los astures, lo cierto es que han de ser sometidos a excavación arqueológica para poder precisar su cronología y ocupación.

La romanización favoreció a este territorio, tanto por la cercanía de las explotaciones de mineral de cobre en el Aramo como por pasar por él el camino de penetración que venía por el puerto Ventana.

De época visigoda quedan pocos restos en Asturias; sin embargo, el concejo aportó uno de los más bellos: se trata del jarrito y la patena hallados en Lindes y actualmente expuestos en el Tabularium Artis Asturiensis de Oviedo.

Las noticias relativas a Quirós como concejo y a lugares del mismo abundan desde el siglo IX hasta el XII, aunque sólo a partir de esta última centuria se cuenta con información documental completamente fidedigna, pues sobre la anterior recae la duda de su autenticidad, dadas las falsificaciones realizadas por el obispo don Pelayo, quien ejerció su prelatura ovetense en el primer tercio del XII.

Esa fiable documentación permite conocer la vinculación del territorio quirosano a la Iglesia de Oviedo, la institución más poderosa en la zona. El arciprestazgo de Quirós tenía su centro militar en el ahora arruinado castillo de Alba, situado entre Coañana y Faedo, en la parte baja del valle, desde donde controlaba el mismo. Esta fortaleza fue una de las empleadas por el levantisco conde Gonzalo Peláez en su principal insurrección contra Alfonso VII, el Emperador, aunque dicho noble centró su resistencia en la de Proaza. La administración de las tierras quirosanas también la ejercían desde el fuerte de Alba, y por delegación del obispo de Oviedo, encomenderos pertenecientes a la muy influyente casa de Quirós, en cuyo blasón figura una orgullosa leyenda: «Después de Dios la casa de Quirós». En 1314, Gutierre Bernaldo de Quirós recibió del obispo la encomienda sobre este y otros territorios (Teverga, Riosa...). En 1348 pasó la encomienda a Gonzalo Bernaldo de Quirós, quien fraguó el poderío de este linaje, y, en 1380, a su hijo, Gutierre, junto con otras tierras.

El territorio quirosano, como el de toda la zona, pertenecía enteramente a la Iglesia de Oviedo desde el año 1174, siendo rey Fernando II, y debía rendir pleitesía, homenaje y tributos al obispo. Tras la derrota del conde Gonzalo Peláez, el castillo de Alba había vuelto a ser de titularidad real; y es en la segunda mitad del siglo XII cuando el mencionado monarca decide entregarlo a la Mitra ovetense, cuyo dominio durará hasta 1579, fecha en que el papa Gregorio XIII, agradecido por la victoria de Juan de Austria en Lepanto, devuelve a Felipe II varios bienes eclesiásticos, entre ellos el concejo de Quirós, cuyos vecinos lo compran de inmediato a la Corona, con lo que se convierte en Ayuntamiento. En 1581 se da unas ordenanzas municipales y en 1587 recibe la Real Cédula de Libertad. Hasta el s. XIX no ingresó en el concejo de Quirós el coto de Lindes, perteneciente al monasterio leonés de Santa María de Arbás.

Por acuerdo de la Junta General, tomado en sesión del 20 de marzo de 1598, los antiguos concejos de obispalías, como Quirós, pasaron a tener en ella representación, voz y voto.

Ya en el siglo XIX, Quirós no fue ajeno a las guerras carlistas; en el transcurso de la primera (1833-1839) operaron aquí, de manera circunstancial, las partidas carlistas de Sanz, Gómez y el batallón asturiano de Flórez; durante la tercera (1872-1876), voluntarios del concejo engrosaron muchas de las unidades carlistas y se integraron en el batallón Príncipe de Asturias, que luchó en las Vascongadas en 1874.

Mediado el XIX, comenzó la fallida aventura industrial del concejo. La Sociedad Minas de la Compañía Chauviteau, tras resultar favorables sus estudios efectuados entre 1857 y 1860 para la instalación de una fábrica siderúrgica, decide crear la Société Houllière de Quirós, al comprobarse la riqueza carbonífera de la zona. Se diseñó, entonces, un ferrocarril que, arrancando del de Ponferrada-Palencia, «atravesase Babia y el puerto Ventana para sacar el carbón quirosano hasta el puerto de San Esteban [de Pravia]» (X. F. García Cosío). Sin embargo, la realización del ferrocarril de León a Gijón por Pajares dio al traste con el proyecto; el gijonés se convirtió así en el puerto exportador del carbón astur. La Sociedad Hullera se limita, entonces, a producir carbón para suministrarlo a los altos hornos de Trubia, una vez abierta la carretera. Pero el cierre de esa siderurgia en 1867 provoca la crisis de la Sociedad, a la que reemplaza la parisina Compañía de Minas y Fundiciones de Santander y Quirós, que puso a funcionar tres hornos altos (el primero, el 1 de julio de 1870), al norte de Bárzana, en el lugar aún hoy llamado La Fábrica, y construyó un ferrocarril minero de 30 km hasta Trubia. En 1877 cesaron en su actividad los altos hornos, mientras se empezaron a construir talleres de laminación en Trubia, que no comenzaron a producir hasta 1880. En 1887, la fuerte competencia vizcaína provocó el cierre de las instalaciones de Quirós y la disolución de la Compañía. Hacia 1889, Numa Guilhou adquiere la factoría y las minas de Quirós, incorporándolas a la hoy desaparecida Fábrica de Mieres.

Esas actividades industriales fueron el origen de un movimiento obrero organizado en Quirós, que dio el triunfo al Partido Socialista y al Frente Popular en las elecciones de 1933 y 1936, respectivamente. La guerra civil carece de episodios militares relevantes en el concejo; sólo cabe hacer mencionar el frente de lucha establecido en el Altu Ventana. Las tropas nacionales ocuparon el municipio en octubre de 1937.

Vértice geodésico de Peña Rueda

¿Qué es un vértice geodésico?: Los Vértices Geodésicos son una señal permanente que se materializa sobre el terreno y que forma parte de una red de triángulos cuyas coordenadas se han calculado con la mayor exactitud y precisión posible. Dicha red de triángulos da la vuelta al mundo y con el mismo sistema de coordenadas. La de primer orden está formada por triángulos de lados de unos 40 kilómetros. En la de segundo orden, apoyada en la de primer orden, los lados de los triángulos varían entre los 15 y los 20 kilómetros. La red de tercer orden tiene lados de 4 a 5 kilómetros. La de primer orden es la de más precisión. Todos los vértices de las redes más grandes son a su vez vértices de las más pequeñas.

Utilización turística: Es el lugar ideal para obtener maravillosas fotografías al estar comunicados (visualmente) entre sí. Es aconsejable llevar equipos fotográficos con teleobjetivo o zoom.

Situación: Situado en lo más alto del monte conocido como Peña Rueda, en terreno pedregoso y desprovisto de vegetación.

Acceso: Desde Lindes, a pie, campo a través en dirección al monte que queda al S.W., tardando 3 horas y salvando 1.200 m. de desnivel.

Altitud sobre el nivel medio del mar: (base pilar) 2151,60 m.

Descripción física:

Fecha de construcción: 01/09/1983

Centrado forzado: No

Número de cuerpos: 1

Altura pilar: 1,20 m.

Diámetro pilar: 0,30 m.

Altura último cuerpo: 0,20 m.

Ancho último cuerpo: 1,00 m.

Altura total de los cuerpos: 0,20 m.

Horizonte GPS: Despejado

Fuente: Instituto Geográfico Nacional. España.

Casa de los Alvarez Terrero

La familia Alvarez Terrero levantó, algo periféricas respecto del caserío de Villamarcel, casa y capilla, ambas actualmente en ruinas. La casona mantiene una portada en arco de medio punto adovelado, propio del s. XVI, que comunica con un vestíbulo. En el primer piso tiene un sencillo balcón central, quizás del XIX, colocado entre dos pequeñas ventanas de encuadre moldurado. En el lateral sur hay una saetera y una ventana con moldurada repisa. En mitad de este pueblo se ubica la casa de Terrero, de buen tamaño, típica vivienda rural, en forma de L, de dos pisos, con una inscripción en la fachada lateral orientada al camino: «Me hizo la viuda y los hijos de Juan Alvarez Terrero: Año 1667»

Iglesia de Santa María de Llanuces

La iglesia de Santa María de Llanuces data de 1549, según una inscripción existente en el interior. Es de una sola nave cubierta de madera a dos aguas y cabecera cuadrada de bóveda de cañón. En la parte izquierda de la nave aparece la capilla del vecino palacio de Miranda-Quirós, con un excelente retablo barroco conteniendo la bella y venerada imagen del Cristo atado a la columna, realizada por el brillante escultor Antonio Borja; en la experta opinión de Germán Ramallo Asensio, es «una talla muy bien concebida y resuelta», notándose la mano del autor, sobre todo, «en el magnífico estudio de movimiento, donde se contraponen hombros y caderas con auténtica sabiduría compositiva». Exhibe, además, una espadaña y un pórtico por los lados S. y O.

Senda del Oso (Tramo 3, Caranga-Valdemurio)

Esta ruta está calificada como «Ruta a pie y BTT» • Acceso: Se inicia el recorrido en Caranga (concejo de Proaza), siendo el final en Valdemurio (concejo de Quirós) • Distancia: 4,5 km • Dificultad: Baja • Duración aproximada: 1 h (a pie) • Itinerario: .

Descripción de la ruta

Tras cruzar el desfiladero de Peñas Juntas, y antes de llegar al pueblo de Caranga de Abajo (Proaza), la Senda del Oso se bifurca en dos tramos: a la derecha, en dirección a Entrago, y a la izquierda, el trecho Caranga-Valdemurio. Dicho tramo discurre paralelo —aunque a media ladera— a la carretera Caranga-Bárzana para llegar al embalse de Valdemurio en Quirós tras atravesar por un túnel el desfiladero de Valdemurio.

Historia. La Senda del Oso es una pista para caminantes y cicloturistas realizada sobre la antigua caja de un ferrocarril minero, utilizado hasta 1963 para el transporte de la producción de las minas de Quirós desde el pueblo quirosano de Santa Marina hasta la localidad ovetense de Trubia. En Caranga de Abajo (Proaza) se unía con un ramal que arrancaba de Entrago (Teverga), construido posteriormente para dar salida a los productos de las explotaciones mineras teverganas. Los iniciales promotores del ferrocarril de Trubia a Quirós, fracasados otros proyectos más ambiciosos, deseaban convertirlo en herramienta fundamental para la explotación a gran escala de la rica cuenca quirosana. La idea era aprovechar la ventajosa conjunción de mineral de hierro y carbón para establecer un complejo siderúrgico, con hornos altos en Quirós y una fábrica de laminación en Trubia, proyecto en el que el ferrocarril era pieza capital dados los inexistentes medios de comunicación de la zona. Las dificultades que afectan a la empresa promotora, la Compañía de Minas y Fundiciones de Santander y Quirós, impiden que el proyecto alcance los objetivos previstos. Fundada aquélla en 1868, tras un periodo de malos resultados en los que las producciones estaban muy alejadas de las iniciales previsiones, la compañía pone en subasta sus propiedades, que son adquiridas por Fábrica de Mieres en 1888, quedando desde entonces las instalaciones como mero anexo de las de esta empresa.

Desde esa fecha, con diversos altibajos, el ferrocarril se utiliza sobre todo para la extracción de carbón y mineral de hierro de Quirós y Teverga, mientras que las instalaciones fabriles de Quirós y Trubia son, por su parte, desmanteladas poco a poco aprovechando algunos elementos para la factoría mierense. El transporte de viajeros, a pesar de las solicitudes de los pueblos atravesados, nunca se llevó a la práctica, pese a que, de alguna manera, existía la obligación legal de prestar este servicio.

Diversos problemas legales, la notoria obsolescencia de las instalaciones y el declive de la minería en la zona, siempre de importancia secundaria respecto a otras cuencas asturianas, implicaron el cierre de la línea en los primeros años sesenta. A pesar de tratarse de una línea nunca excesivamente boyante, en sus casi ochenta años de vida permitió un desarrollo, si bien limitado, de la minería de Quirós y Teverga, y resultó especialmente útil además de a su propietaria, Fábrica de Mieres, a otras empresas que explotaban minas en la zona y que se servían de la línea en régimen de peaje.

La línea arrancaba de Trubia, en la Fábrica de Quintana, cerca de la estación del ferrocarril de Asturias-Galicia-León (después Norte), y tras atravesar la vega de Trubia, pasaba por Villanueva cruzando en varias ocasiones el río y llegaba a Proaza. Seguía hasta el pueblo de Caranga, donde la estribación montañosa se atravesaba por diversos túneles hasta llegar a Bárzana y a su punto final en Santa Marina. En Piedras Juntas (Caranga) nacía el ramal que a primeros de siglo construyeron las Minas de Teverga para dar salida a sus producciones hacia Trubia. De esta manera, el ferrocarril tuvo finalmente la forma de una «Y» con base en Trubia y finales en Santa Marina (Quirós) y Entrago (Teverga).

El ferrocarril contó con diversos puentes, construidos primero en madera y después metalizados, y diversos túneles, muchos en roca viva. Destacan las importantes obras de fábrica que tuvieron que ejecutarse para superar la difícil orografía de la zona. A pesar de ello, el trazado, especialmente en el ramal de Quirós, siempre fue muy tortuoso, con curvas muy cerradas y empinadas rampas que dificultaron sobremanera la explotación.

Además de la línea general se construyó una serie de cortas líneas interiores, exteriores, planos inclinados y cables aéreos para comunicar las diversas minas con la línea general.

El ferrocarril comienza a prestar servicio en 1884, usando cuatro pequeñas locomotoras de vapor de la casa belga Saint Leonard y pequeños vagones, en su mayoría construidos por la propia empresa en la fábrica de Quintana. En 1892 llega una máquina francesa de cuatro ejes sistema «Mallet», verdadera rareza que no daría el resultado esperado. Los últimos refuerzos en la tracción son de la época de la I Guerra Mundial cuando se adquieren máquinas estadounidenses. Por su parte, Minas de Teverga utilizó máquinas alemanas, americanas y dos locomotoras suizas de segunda mano.

Es de destacar que este ferrocarril constituyó, según los datos a nuestro alcance, el primero de España en el ancho de vía de 750 mm, después bastante común para ferrocarriles secundarios e industriales. Además, era el más largo de Asturias entre los de su tipo. También resulta de gran interés su entorno físico, sin duda realmente espectacular.

La idea de la transformación de la vieja plataforma ferroviaria en «senda verde» fue de un grupo de cicloturistas gijoneses; ellos expusieron su proyecto al gobierno de la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias, que lo consideró interesante, convirtiéndose éste y la Mancomunidad de los Valles del Trubia en sus impulsores.

El acceso se realiza desde Oviedo por la carretera de La Coruña (N-634) hasta Trubia, donde un desvío por la carretera AS-228 lleva hasta el área recreativa de Tuñón, comienzo de la ruta. El trayecto, señalizado y sin desnivel apenas, se hace a pie en unas cinco o seis horas. En bicicleta el tiempo a emplear oscila entre las dos y tres horas. Se recomienda una velocidad de 15 km por hora. Para recorrerla se aconseja llevar ropa y calzado adecuados. El primer tramo de esta senda, de unos 6 km, entre el área recreativa de Tuñón (lugar del concejo de Santo Adriano) y Proaza fue inaugurado y puesto en servicio en mayo de 1995; en el verano de 1996 lo fue el segundo, de Caranga (Proaza) a Entrago (Teverga), con aproximadamente 14 km de longitud. El último tramo, entre Caranga y el embalse de Valdemurio, estrenado en junio de 1999, ha permitido la incorporación del concejo de Quirós a esta senda, que ya une los cuatro municipios de la Mancomunidad de los Valles del Oso —Santo Adriano, Proaza, Teverga y Quirós—, para los que ha supuesto un auténtico revulsivo. La ruta turística se prolongará hasta Santa Marina, origen de dicha línea férrea.

Los puntos de partida o final de la Senda del Oso son Tuñón (Santo Adriano)—Entrago (Teverga)—Valdemurio (Quirós) y Proaza.

Asturias

Cueva Huerta

En el municipio de Teverga

Localización: Se halla en el concejo o municipio de Teverga (Asturias), en el desfiladero del río Sampedro.

Acceso: Se encuentra muy próxima a la carretera de Teverga-Puerto Ventana, a menos de 1 km del cruce de acceso al pueblo de Fresnedo.

Visitas guiadas: Se realizan dos tipos de visitas. Una es la visita de PASARELA, un recorrido por la pasarela de la cueva, de unos 50 minutos de duración y apta para la mayoría de las personas. La otra es la denominada ESPEOLOTURISMO y con ...

Cueva Huerta
Cueva Huerta
PR AS-15.1. Ruta Valle del Lago
PR AS-15.1. Ruta Valle del Lago

PR AS-15.1. Ruta Valle del Lago

En el municipio de Somiedo

Esta ruta está calificada como «Sendero de Pequeño Recorrido (P.R.)» • Acceso: Se inicia el recorrido en Valle de Lago, siendo el final en Lago Valle • Distancia: 6 km • Dificultad: Baja • Duración aproximada: 2 h y 30 min • Itinerario: Valle de Lago - Lago Valle.

Descripción de la ruta

Comienza el itinerario en el pueblo de Valle de Lago, al que se accede desde Pola de Somiedo tras ocho kilómetros de empinada carretera. Situado a 1.200 metros de altitud, ...

Galería de vídeos
Sobre Asturias

Fiesta del Cordero en el Prau Llagüezos

En el municipio de Quirós

Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, la Fiesta del Corderu se celebra el primer domingo de julio en el prau Llagüezos. Está situado en la sierra del Aramo, entre los concejos asturianos de Lena y Quirós, a una altitud de 1.750 metros, desde el que se pueden ver los hermosos paisajes de Lena, Quirós, Riosa y Aller.

El origen de la fiesta data de 1965, cuando comienzan las obras de construcción de un refugio en el prau Pandu, arriba del valle ...

Fiesta del Cordero en el Prau Llagüezos
Fiesta del Cordero en el Prau Llagüezos
Feria de Muestras de Grado del Comercio e Industria Tradicional
Feria de Muestras de Grado del Comercio e Industria Tradicional

Feria de Muestras de Grado del Comercio e Industria Tradicional

En el municipio de Grado

Durante esta feria, que se celebra en el Recinto Ferial de la villa de Grado (capital del concejo o municipio asturiano del mismo nombre), los comerciantes de Grado actúan de anfitriones de una gran cantidad de expositores venidos de Asturias, España y Portugal para dar a conocer sus productos a los numerosos visitantes que recibe esta feria año tras año, atraídos tanto por la concentración y calidad de la oferta comercial como por la programación de actividades lúdicas y de ocio complementar ...

Mapa de situación
Ubicación exacta
Visitas virtuales
Street View: Aciera, Quirós (Asturias)
El tiempo para este municipio
Información sobre la predicción por horas

La "Predicción por horas" presenta la información de hora en hora hasta 48 horas después de la hora nominal de actualización de los modelos numéricos (00, 06, 12 y 18 UTC). Se generan de forma automática mediante el tratamiento estadístico de los resultados de modelos numéricos de predicción, lo que puede dar lugar a diferencias con otras predicciones realizadas por la Agencia, que son elaboradas por predictores que interpretan y adecuan los resultados de los modelos. La selección se hace por municipios y la información que se presenta son predicciones para la capital del municipio, dado que algunos términos municipales tienen una amplia extensión geográfica, así como diferencias de altura sensibles, algunos de los datos previstos pueden variar de un lugar a otro del mismo.

Turismo activo
Actividades de turismo activo que se pueden realizar en Asturias
  • Actividades culturales
  • Bibliotecas municipales
  • Cuevas
  • Juegos populares
  • Piscina municipal
  • Rutas gastronómicas
  • Visitas a sitios pintorescos
  • Zona de baño
  • Zonas monumentales e históricas
  • Boley playa
  • Caza
  • Ciclismo
  • Equitación
  • Esquí
  • Golf
  • Paseo a caballo
  • Rutas en bicicleta
  • Tenis
  • Ala delta
  • Paracaidismo
  • Ultraligero
  • Viajes en globo
  • Vuelo con motor
  • Vuelo sin motor
  • Avistamiento de aves
  • Avistamiento de cetáceos
  • Paseos en bicicleta
  • Recolección plantas
  • Rutas a pie
  • Sendas costeras
  • Senderismo
  • Senderismo guiado o libre
  • Turismo ornitológico
  • Zona de bellos paisajes
  • Buceo
  • Canoa
  • Kayak
  • Kite surf
  • Motos de agua
  • Navegación
  • Paseo en barco
  • Pesca
  • Piragüismo
  • Remo
  • Surf
  • Vela
  • Veleros
  • Windsurf
  • Actividades de montaña
  • Barranquismo
  • Bicicleta de montaña
  • Buggies
  • Coasteering
  • Descenso de cañones
  • Descensos en canoa
  • Escalada
  • Espeleología
  • Montañismo
  • Motos
  • Multiaventura
  • Paintball
  • Puenting
  • Quads
  • Rafting
  • Rappel
  • Raquetas de nieve
  • Rutas 4×4
  • Rutas a caballo
  • Treking

El Castillo de Alba

Esta fortaleza, de edificación incierta, de la que aún se observan algunos restos, a la que se accede desde la propia carretera general, a partir del pueblo de Arrojo, situada en las proximidades de Faedo, perteneció a los reyes asturianos de la Reconquista y posteriormente fue refugio del noble Gonzalo Peláez en sus luchas con el rey de Castilla Alfonso VII, en el año 1132 , que le dio sitio y posteriormente quemó. Para poder observarlo más de cerca lo mejor es a través del camino que une Faedo con Coañana. De él aún se conservan leyendas de moros y tesoros escondidos a través de un pasadizo que bajaba hasta el río.